Madre nuestra, Santa María de Guadalupe, alcanza de tu Divino Hijo y su Amantísimo Padre, la glorificación para tu indigno Juan Diego Cimarrón, Antonio Plancarte, para que toda la Iglesia y la familia Guadalupana Plancartina siga su ejemplo de amor a Cristo y servicio a la Iglesia bajo tu guía y protección. Amén