Amada Madre Mía, te pido por las naciones que te fueron consagradas hace algunos meses, que son las de Latinoamérica, EEUU y Filipinas, para que las preserves de todo mal. También te pido por España para que, con tu auxilio maternal y poderoso, salga victoriosa de los ataques que está recibiendo por todos los frentes. Y finalmente pongo por intercesoras a Sta. Ana Wang y Sta. Ágata Lin Zao para que tomes por nación tuya a China, se convierta y la preserves de todo mal. Amén.