Virgen Maria de Guadalupe, humilde y penitente me pongo de rodillas para pedirte que asi como en Cana, intercedas ante tu Divino Hijo por el fin de esta terrible pandemia que nos azota. Que tu Hijo de salud a los enfermos y conceda el eterno descanso a los difuntos. Y de manera particular te pido que intercedas por mi y todos los que tenemos atraccion al mismo sexo, que sepamos confiar en el plan de Dios para nuestras vidas, que confiemos que su plan para hombres y mujeres es mas bello y pleno que cualquier tentacion que sintamos, que nos atraiga la vida de castidad para que por medio de ella seamos santos en la tierra como en el cielo. Amen.