Por la familia Gualdron-Caro, familiares, amigos y enemigos, vivos y muertos.

Por las almas del purgatorio,

Por las intenciones del Santo Papa y de la Santa Iglesia Católica.