Querido y Santísima Virgen de Guadalupe a ti acudo para pedirte por mi salud, te pido Virgen de Guadalupe que me concedas sanar completamente de mi cirugía, que intervengas por mí para no requerir tratamientos de quimioterapia, que los médicos me den de alta sin recibir quimioterapia y sanar verdaderamente sin necesidad de quimioterapias. Te pido me protejas con tu manto para encontrar el camino para mi sanación y no permitas que este tumor que acaban de quitar de mi cuerpo regrese.

Querida Madre no me dejes sola, guarda mis pasos y siempre quédate conmigo protegiéndome de toda malignidad para vivir muchos años llena de salud al lado de mis hijas y mi esposo.

Te pido por la salud de mis padre, de mi madre, de mis hijas, de mi esposo, de mis hermanas, de mis sobrinos, de mi familia política y de mis amigos.

Gracias Madre de Misericordia. Te amo. Gracias por permitirme ser tu seguidora e hija.