Pido a la Santísima Virgen María de Guadalupe por el eterno descanso de María Barbara Durazno Elías de Nole, para que esté descansando y gozando de la Presencia de Jesús de Nazareth.

Que ella interceda por nosotros:

«No estoy yo aquí, que soy tu madre».

Gracias Madrecita del Tepeyac porque sabemos que nuestra intención será escuchada.