Querido hijo, descansa en paz y que en lugar que tu alma habita Dios y la Virgen sean tu cobijo, el amor no muere y se que nos volveremos a encontrar.  Te amamos: Madre, Hijas, Tios y tu Abuela