Gracias mamita santísima de Guadalupe por el avance en mi salud, te suplico que llenes de paz y tranquilidad los corazones de mis ahijados Mairi y Alfred, para les regales entendimiento por la separación de su familia, te pido por la generosidad y liderazgo justo en el trabajo de mi esposo Gera y mi hermana Lucy; por la salud de mi padre y las necesidades de mi cuñado Alfred, así como la conversión de mi hermana Mayra.