Dios misericordioso, te pido por el alma de mi hermano José Luis, para que se encuentre ya gozando de la gloria prometida.  Por las necesidades e intenciones de mis sobrinos Germán, Ángel, Marco Gasca Reyes y mi hermana Graciela Reyes, así como las familia Gasca Martínez y Gutiérrez Gasca.