Virgen Santísima, madre mía te pedimos para que Margarita Soto García, tu hija quien tanto te amo, hoy descanse en paz en tu gloria y la de nuestro padre celestial, que luzca para ella la luz perpetua y este de la mano con mi papito Reynaldo Rolland Trejo, gozando de la tranquilidad de tu gloria, te damos las gracias por recibirla, nosotros su familia y amigos estamos tranquilos de saber que goza de Paz.

Agradecemos hayas intercedido por cada uno de nosotros, en las necesidades que te hemos pedido a través de nuestras oraciones y a cada uno nos hayas reconfortado con salud, serenidad y paciencia. Te damos las GRACIAS por no dejarnos de tu mano y por ayudarnos a seguir adelante. Te pedimos nos ayudes a cada uno a recobrar y reencontrar la paz de nuestra alma y tener la fuerza siempre por seguir adelante, con fé, salud y trabajo en abundancia. Así sea, así será hecho está.

Gracias gracias gracias en el nombre del padre, del hijo y espíritu santo. Amén