POR EL ETERNO DESCANSO DE MI HERMANITA LOURDES MILAGROS ALEJANDRO CABRERA, A LOS TRES MESES DE SU PARTIDA AL ENCUENTRO DEL SEÑOR.