Virgencita de Guadalupe, te amamos, somos tus devotos, sabemos que siempre, a pesar que no merecemos, nos escuchas y nos concedes nuestras peticiones. Gracias Madre Mía porque sabemos que intercedes ante tu Hijo, nuestro Señor Jesucristo.  Amén