Dios padre por medio de nuestra señora de Guadalupe te pedimos el eterno descanso y la paz infinita de vuestros hijos ya fallecidos.