Por el cuarto aniversario del fallecimiento de mi madre Rosa Gonzales Arce, Dios la tenga en su santa gloria, desde Perú.