Virgencita, por favor, permíteme recuperar mi salud. Sé que esta enfermedad no puede curarse pero ayúdame a encontrar la forma de retomar mi vida. No quiero seguir arrastrando a mi mamá en esta tristeza, por favor, ayúdanos a salir de esta oscuridad.