Descansa en paz, Dios te acepto con los brazos abiertos, por todo lo bien que hiciste en tu vida, tu recuerdo es tan fuerte, que nadie lo podrá borrar. Sigues vivo en cada uno de nosotros.