Madre Santísima recurrimos en tu auxilio y protección, quién si no una Madre para aliviar nuestras dolencias y enfermedades, con una sola petición tuya Madre de Dios por quien vivimos, todos nuestros males y enfermedades de alejan, gracias por ser nuestra Madre misericordiosa, dulce y tierna. Santa y siempre Virgen María de Guadalupe rogad por nosotros que recurrimos a vos!