Madre mía, se nos acabo el vino. Estamos al pie del precipicio.Ten misericordia. Virgen purísima María. Sálvalo por piedad. Gracias.