Que Dios le de vida eterna y santa