Oh madre de bondad, acoge a tus hijos y cubrenos bajo tu bendito manto. Amen