Que todas las personas, jefes musicales, promotores de eventos y más que están asociados a los géneros de corridos narcos que hablan de y glorifican la violencia que destruye a este país sean bendecidos con una visión del infierno al que están condenando este país. Y que por la misericordia De Dios y de la Virgen de Guadalupe cambien sus caminos y hagan como ha sucedido con otros movimientos musicales violentos como el hip-hop que se ha reorientado hacia Cristo.