Gracias señora por mantenernos unidos, por darnos salud y trabajo, cuídanos siempre bajo manto protector. ¡Amén!