Gracias amado Padre Dios y Señor Jesús por permitirme el don de la maternidad y por todas las bendiciones derramadas en mi hijo Caleb, que es más hijo vuestro que mío, gracias por su vida y por su futuro que encomiendo a vuestra providencia, así sea!!! Gracias.