Virgen de Guadalupe concédele el descanso eterno y brille para ella la luz perpetua