Virgencita de Guadalupe, gracias por haber protegido a nuestra madre y hermana Rosa Nelly Olivera Santa Cruz y por permitirnos tenerla hoy recuperada en casita. Gracias también por la unión de nuestra familia. Amén.