Oh! Dios misericordioso de amor infinito, te pido por favor el descanso eterno de mis abuelitos Atanasio García Beltrán, María del Refugio García Mendivil y de mi mamá María Eugenia García García, y por intercesión de la Santísima Virgen María, madre del verdadero Dios por quien se vive y madre nuestra, luzca para ellos Tu luz perpetua. Descansen en Tu paz! Así sea!.