Que Dios reciba te reciba en sus brazos con el amor inmaculado de padre. Tus hijos, nietos y bisnietos te llevamos en nuestro corazón.