Dale Señor el descanso eterno y brille para él la luz perpetua, que Dios Padre y la Virgen de Guadalupe lo guarden por los siglos de los siglos en su eterna gloria… Así sea… amén