Señor mío, en ti confío, te ruego me concedas estar estable en la enfermedad. Así mismo te pido le de salud a mi hija, ayúdala, guíala para que pronto se recupere. Señor en ti confío, nunca me alejaré de ti. No nos desampares.