Gracias Madre mía por todo tu amor y tus bendiciones. Gracias por estar conmigo durante mi embarazo, y ahora con la llegada de mi hijo. Te pido que siempre estes presente en la vida de mi hijo, que seas guía y luz en su vida. Te amo virgencita,